"

La coordinación preventiva en el comercio al por mayor

Publicado el: 27/10/2021
Por: Elena Gorchs Montaner. Técnico de prevención. Mutua Universal.
Lectura estimada 4 minutos
Comercio al por mayor

El comercio al por mayor o mayorista es la acción de compraventa que se genera entre empresas mayoristas o intermediarias, adquiriendo productos en grandes cantidades para revenderlos a otro intermediario o empresa, pero nunca al consumidor final. 

En el entorno de estas empresas se producen múltiples actividades y la presencia de diferentes participantes: empresas proveedoras, clientes, plantilla del propio centro o de otras empresas para la realización de tareas de transporte, mantenimiento o limpieza, etc.

 La concurrencia de personas de distintas empresas puede producir situaciones de riesgo debido, por ejemplo, a: 

  • Las interacciones de distintas actividades, algunas de las cuales pueden ser peligrosas.
  • La presencia de vehículos, carretillas eléctricas y transpaletas.
  • La aglomeración de personas en determinadas zonas del centro.
  • El desconocimiento por algunas empresas de lo que hacen las  otras.
  • El desconocimiento del lugar o entorno del trabajo, para las personas ajenas al centro.
     

Todo ello puede dar lugar a: 

  • Golpes, caídas, descargas eléctricas, lesiones oculares, etc.
  • Resbalones en zonas de paso recién fregadas o con restos de productos almacenados.

¿Qué medidas podemos tomar para garantizar la coordinación de actividades?

Comercio al por mayor

Estas son algunas de las medidas que puedes llevar a cabo para garantizar una buena coordinación de actividades empresariales:

  • Establecer los medios de coordinación para que las personas de las empresas externas no provoquen situaciones de riesgo para la plantilla o clientes que haya en el centro de trabajo.
  • Dar instrucciones por escrito al inicio del contrato a las empresas proveedoras o contratistas habituales (por ejemplo, mantenimiento, limpieza, etc.) sobre las normas a seguir en el centro. Estas instrucciones te las puede indicar tu Servicio de Prevención.
  • Solicitar a las empresas o personas proveedoras o contratistas su evaluación de riesgos.
  • Establecer un control para el acceso de las personas trabajadoras de las otras empresas y organizar las visitas para que mientras están en el centro, no se produzcan situaciones de riesgo ni para ellas, ni para la plantilla del centro, ni tampoco para las clientes.
  • Crear un registro del personal proveedor habitual que debe estar siempre actualizado y a disposición de la persona encargada que haya en cada momento en el centro.
  • Cuando las personas proveedoras o contratistas lleguen por primera vez a tu establecimiento, informar con detalle sobre si hay algún riesgo del que tengan que protegerse.

Encontrarás más detalle en el díptico que te ofrecemos a continuación.


Para saber más

El Área de Prevención de Mutua Universal ha elaborado un díptico sobre la Coordinación de actividades empresariales en el comercio al por mayor