Prescripció de links

Temas: Salud
Publicado el: 01/12/2015
Por: Isabel Cobreros. Técnico gestión del conocimiento y del entorno. Mutua Universal
Lectura estimada 2 minutos

El paciente empoderado tiene un papel muy activo frente a su enfermedad y necesita información fiable y contrastada.

Link

Es de todos conocido y comprobable el uso generalizado en nuestro entorno de diferentes dispositivos electrónicos con conexión a Internet, sobre todo smartphones y tablets. La consulta a fuentes informativas de Internet para resolver necesidades en diferentes ámbitos es ya una realidad habitual.

De la misma manera sucede en el ámbito de la salud. Los pacientes cada vez más se interesan por saber más sobre su enfermedad, por informarse en Internet, por conocer qué les pasa, y, con estos conocimientos, tener también más poder decisorio sobre su tratamiento. El paciente empoderado tiene un papel muy activo frente a su enfermedad y necesita información fiable y contrastada.

Las búsquedas más comunes en Internet de la población en general también se corresponden con temas relacionados con la salud.
En España en 2013, utilizaban Internet como fuente de información sobre salud un 29,9% de los ciudadanos. (INE. Encuesta sobre equipamiento y uso de tecnologías de la información y comunicación en los hogares. Disponible en: http://www.ine.es/prensa/np803.pdf).

Los profesionales de la salud no pueden desvincularse a este fenómeno, y tienen que ofrecer información adecuada, fiable y precisa, sabiendo que sus pacientes consultarán fuentes de información en Internet, que no siempre serán rigurosas.
Es fundamental seguir unos criterios de calidad a la hora de valorar las páginas web, aplicaciones, etc, que se recomienden a los pacientes, por ejemplo, el de la procedencia. Una entidad científica reconocida o una asociación profesional merecen más garantías de fiabilidad y autoría que, por ejemplo, otras webs de las cuales no tenemos una información clara de la autoría o contenidos.
Diversas entidades han elaborado sellos de calidad, códigos de conducta, acreditaciones o recomendaciones, con el objeto de que los sitios web con contenidos en salud, puedan adoptarlos, y así, informar y asegurar a las personas usuarias que en sus sitios web se respetan unos mínimos de calidad.

La web de GuíaSalud (organismo en el que participan las 17 Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad) ofrece información adicional sobre este tema en:
http://portal.guiasalud.es/web/guest/calidad-informacion-salud

La administración ya está trabajando también en el tema de las "Decisiones compartidas" (ver Trabajo Saludable, número 17, septiembre 2015). 


Prescripción de links: el caso de "Infermera virtual"

La web “infermera virtual.com” ofrece la posibilidad de prescribir al ciudadano contenido actualizado, generado por autores expertos. El prescriptor cuenta con un cuadro específico para prescribir links en todos los contenidos de la web, informando debidamente al usuario, cumpliendo la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD) y con la firma de un consentimiento informado.
Se puede obtener más información en el siguiente artículo:
Fortes, M. (2015). La prescripción de links. De la fotocopia al IPAD. Informática y Salud.

El artículo profundiza en la evolución que se ha vivido entre los profesionales sanitarios de ofrecer documentos a los usuarios como soporte en la atención presencial. Si hasta ahora, las fotocopias eran el soporte más utilizado en este sentido, la recomendación de links de consulta en los dispositivos móviles que, a menudo, estan enriquecidos con materiales audiovisuales, comienzan a ser lo más habitual.

En este sentido, Infermera virtual cubre la función de proporcionar a los profesionales sanitarios fuentes de información fiables y en formatos adecuados tanto para su consulta profesional como para prescribir consejos de salud a sus usuarios.