Trabajos con muelas esmeriladoras

Temas: Autónomos
Por: Redacción Trabajo Saludable

La utilización de esta máquina-herramienta puede implicar algunos riesgos para la persona que la maneja y para otras que estén cerca

Sabías que ...

Muela esmeriladora

Las máquinas que utilizan piedras esmeriladoras o de esmeril forman parte del grupo denominado “máquina-herramienta” y, dentro de este, de las llamadas “máquinas de
herramienta rotativa”. Estas máquinas se utilizan para el mecanizado de piezas, es decir para dar una forma y un acabado determinado a piezas metálicas y de madera principalmente.

Existen diferentes tipos de muelas, en función del uso que sea deba dar: afilar, rectificar, desbastar, tratar piezas de formas o composición especial, etc.
Las características de funcionamiento de estas máquinas hacen que su utilización implique algunos riesgos para la persona que las maneja e, incluso, para otras que puedan estar cerca de la máquina.

Los riesgos principales son los siguientes:

  • Proyección de partículas desprendidas.
  • Golpe por proyección de la pieza o de la herramienta, por rotura de la misma.
  • Golpe o corte por contacto con la herramienta en movimiento.
  • Atrapamiento con los órganos de movimiento en la máquina, tanto la herramienta como los órganos de accionamiento.
  • Contacto eléctrico.
  • Inhalación de polvo.
  • Ruido.
  • Vibraciones.
  • Dermatitis por contacto con lubricantes.

Para evitar que estos riesgos puedan dar lugar a accidentes o a enfermedades profesionales es necesario adoptar una serie de medidas elementales.


Por ello debes ...

Instrucciones generales:


  • Utilizar cada muela en función del tipo de trabajo para el que esté fabricada. Utiliza las muelas cuya velocidad sea acorde con la de la máquina. En la etiqueta de la muela lleva impresa la velocidad máxima a la que debe ser empleada.
  • Usa la muela y la máquina de acuerdo con las instrucciones de los fabricantes osegún lo que te haya indicado tu superior.
  • No anules los elementos de protección de la máquina. Los elementos de protección que obligatoriamente deben
    tener las ruedas de amolar fijas son:
    • la pantalla protectora para ver el trabajo a su través
    • la protección de la muela cubriendo sus tres cuartas partes
    • y el soporte del útil que estará a nivel igual o superior al eje, con distancias a la periferia de la muela de 3 mm máximo.
       
  • No realices nunca el ajuste del soporte con la muela en movimiento.
  • No se deben emplear las caras laterales de la muela para afilar herramientas.
  • Cuando tengas que amolar piezas pequeñas, sujétalas con las tenazas o mordazas previstas para ello. Si no las hay, consulta con tu superior.
  • Y una cosa muy importante: ¡Cuidado con los ojos! Utiliza siempre gafas de protección personal o pantallas faciales.
  • Cualquier muela que haya recibido un golpe debe ser retirada.
  • Las amoladoras portátiles llevarán la protección metálica y el operario se protegerá con gafas o pantalla facial.
  • No utilices ropa suelta, especialmente mangas anchas, cuando trabajes con máquinas giratorias, ya que te la pueden atrapar. Remángate o ajusta la ropa con cordones o con gomas.

Instrucciones particulares:

  • Antes de colocar la muela comprueba visualmente su estado. Si sabes cómo realizar una prueba de sonido, hazla; si no, pide a tu encargado que te lo explique o que la
    pruebe él. Ante cualquier duda sobre la integridad de la muela, deséchala o consulta con tu encargado. No te arriesgues utilizando una muela que puede romperse.
  • Comprueba que el ajuste sobre el eje de la máquina es correcto. Antes de poner en marcha la máquina, dale unos cuantos giros con la mano para verificar que no hay
    roces y que el giro es uniforme. Si al conectar la máquina notas alguna vibración al girar, párala y vuelve a ajustar la muela.
  • Si el diámetro del agujero de la muela es demasiado grande para el eje, no pongas cuñas o bujes improvisados. Consulta las instrucciones del fabricante o háblalo con
    tu encargado.
  • Antes de usar la muela, déjala girar durante al menos un minuto.
  • No presiones excesivamente con la pieza sobre la muela porque ésta podría romperse. La mejor forma de amolar es con la pieza en contacto con la parte central del canto de la muela y a la altura del eje horizontal de la misma. Si se apoya por encima de este la muela puede impulsar la pieza hacia arriba y producir un atrapamiento con el protector o con la carcasa. En cambio, si se apoya por debajo del eje central, la muela tenderá a expulsar la pieza.
  • Cuando realices trabajos de amolado durante periodos largos de tiempo, utiliza un protector auditivo adecuado para protegerte del ruido.
  • Si la máquina no tiene instalado un sistema de aspiración localizada, debes utilizar una mascarilla para polvo.
  • Si utilizas fluidos lubricantes para engrasar la máquina protégete con guantes para evitar que te produzca una dermatitis. Lávate las manos con frecuencia.
Información y contacto