Campaña "Trabajos saludables en cada edad"

Temas: Noticias
Publicado el: 02/11/2017

Se espera que en 2030 los trabajadores de 55-64 años de edad representen hasta el 30 % o más de la población activa en muchos países de Europa. La edad de jubilación se está retrasando en numerosos Estados miembros y es probable que muchos trabajadores se enfrenten a una vida laboral más larga. En consecuencia, es necesario realizar esfuerzos para garantizar unas condiciones seguras y saludables a lo largo de toda la vida laboral

Campaña trabajos edad

Unas condiciones de trabajo seguras y saludables a lo largo de toda la vida laboral son buenas para los trabajadores, las empresas y la sociedad en conjunto. Este es el mensaje principal de la Campaña «Trabajos saludables» 2016-17 de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo.

La Campaña «Trabajos saludables» 2016-17 persigue cuatro objetivos principales:

  • promover el trabajo sostenible y el envejecimiento saludable desde el inicio de la vida laboral
  • evitar los problemas de salud a lo largo de la vida laboral;
  • facilitar vías para que empleados y trabajadores gestionen la seguridad y la salud ocupacional en el contexto de una mano de obra que envejece
  • fomentar el intercambio de información y buenas prácticas.

Mutua Universal sigue colaborando

Mutua Universal colabora en la divulgación y promoción de esta campaña: 

  • Información y divulgación de esta campaña entre nuestras empresas asociadas
  • Distribución de material físico que la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo
  • Jornadas y sesiones sobre "Envejecimiento activo"

Jornadas relacionadas

Los trabajadores con cierta edad comienzan a tener problemas en el desempeño de las tareas debido a que las demandas laborales pueden sobrepasar sus capacidades individuales, sobre todo en aspectos como la percepción sensorial, destrezas psicomotoras, memoria, aprendizaje y fuerza muscular.

Se plantea así el reto, tanto a las empresas como a la sociedad en general, de adaptarse a esta nueva realidad modificando las condiciones de trabajo y la gestión de los recursos humanos. Las empresas deben conocer las características demográficas de sus plantillas y cuáles son las necesidades específicas de las mismas en función del condicionante de la edad para, a partir de ello, realizar las adaptaciones específicas convenientes, tendentes a garantizar la seguridad y salud de los trabajadores.

A modo de ejemplo: